Evaluación Funcional: ¿Por qué ocurre una conducta?

Si tienes la inquietud  de saber por qué se presenta y mantiene una conducta este blog es para ti.

Anteriormente en nuestra entrada “Hablemos de conducta” se abordó la importancia de la interacción entre conducta y ambiente. El día de hoy entraremos más a fondo, esto nos permitirá entender la presencia de conductas ante ciertos factores/estímulos ambientales y la relación con las consecuencias que se presentan ante ello.

“Un principio básico de análisis de conducta es
que la conducta está regida por las leyes del aprendizaje. Independientemente de si el comportamiento es deseable o no, su ocurrencia es controlada por
variables ambientales, es decir, es una función de
variables ambientales” (Miltenberger, 2017).

La forma de reconocer e intervenir en estas variables ambientales es a través de la evaluación funcional.

Evaluación funcional.

La evaluación funcional es un proceso de observación para recabar información que nos da acceso a lo que ocurre antes (antecedente) y después de una conducta (consecuencia) para vislumbrar la relación que tienen en su aparición.

Estas variables nos dan la información necesaria para comprender el aprendizaje y mantenimiento de una conducta determinada, teniendo en cuenta la función.

Son definidas por Froxán, Andrés, Estal, Pereira y Trujillo (2020):

  • Antecedente: Estímulo o conjunto de estímulos que preceden y  están presentes cuando se emite una conducta, son descriptivos.
  • Consecuencia: Estímulo o conjunto de estímulos que siguen a la conducta que se quiere analizar, afectando para que aumente o disminuya.

El aprendizaje y establecimiento tienen que ver con dicha interacción. Si el estímulo que sigue a la conducta es agradable y/o satisfactorio, es probable que la conducta se vuelva a repetir ya que estará cumpliendo su función.

En el ejemplo anterior la respuesta es: Si, es probable que la conducta se repita. A pesar de que la mamá muestra  molestia ante la conducta, Rita consigue lo que necesitaba a través del llanto y pataleo; está cumpliendo su función.

Función de la conducta

Se habla de funcionalidad de conducta cuando la aparición de uno de los elementos (el antecedente, la conducta o la consecuencia) está en relación y en secuencia. Ya que existe la probabilidad de que la aparición de uno de los elementos implique la aparición del otro, así como la probabilidad de que si
uno no aparece tampoco aparezca el otro (Froxán, Andrés, Estal, Pereira y Trujillo, 2020).

Por ende el objetivo principal de una evaluación conductual es dar cuenta de la función que está teniendo la conducta dentro de un contexto para poder incidir en él.

Las cuatro funciones de la conducta.

Se identifican cuatro clases de funciones o reforzadores de la conducta según Miltenberger (2017) quien retoma también a Iwata et al. (1993):

  • Social positivo: Frecuentemente lleva el acceso a atención o a la obtención de actividades u objetos preferidos por parte de otra persona.

  • Social negativo: Cuando la otra persona finaliza una interacción, tarea o actividad que resulta poco interesante o aversiva después de una conducta, se produce evitación.

  • Automático positivo: Cuando no está mediada por otra persona, sino que ocurre como un efecto directo de la propia conducta produciendo sus propias consecuencias, algunos comportamientos producen estimulación sensorial.

  • Automático negativo: Cuando el comportamiento reduce o elimina de forma automática un estímulo aversivo, sin la intervención de una tercera persona.

Evaluación funcional y cambio de conducta.

Una vez realizada esta evaluación funcional, teniendo claros los antecedentes, conductas y consecuencias, se puede realizar intervenciones funcionales encaminadas a modificar conductas objetivo, generando un impacto positivo y significativo al contexto de cada persona.

Estas intervenciones son hechas para incidir en los antecedentes y las consecuencias, trayendo como resultado conductas alternativas más apropiadas.

Ya que a partir de programas de reforzamiento, extinción o cambios en antecedentes, se retira la función de la conducta.
Por más intervenciones que partan de análisis experimentales, permitan
acceder a relaciones funcionales y cambios conductuales significativos.

ABAteam

Referencias:

Froxán, M., Andrés, N., Estal, V., Pereira, G., & Trujillo, C. (2020). Desarrollo del análisis funcional de la conducta humana en contextos naturales. En M. Froxán, Análisis funcional de la conducta humana (págs. 98-161). Madrid: Pirámide.

Miltenberger, R. (2017). Modificación de la Conducta: Pricipios y procedimientos. Madrid: Pirámide.