Habilidades Sociales con ABA.

En esta ocasión dentro del ABAteam blog comenzamos a presentar a los miembros de nuestro equipo y trabajo que desempeñan día con día, un trabajo basado en: ciencia, respeto y mucho amor.

Lilia Rodríguez (Lili) pedagoga del equipo ABAteam:

  • Una apasionada del trabajo con adolescentes.
  • Integrante de la formación de ABA en terapia, escuela y casa. 
  • Coordinadora del grupo de habilidades sociales.

Nos brinda información a través de una entrevista estructurada para conocer la estupenda labor que realiza en el acompañamiento para la obtención y generalización de las habilidades sociales en nuestros chicos.

¡Comencemos!

¿Qué son las habilidades sociales?

Las habilidades sociales (HHSS) son conductas que ayudan a la persona a comunicarse y ser parte  de un grupo de dos o más personas.

  •  Se interactúa como hablante y escucha.
  • Son conductas socialmente aceptables ya que nos ayudan a formar parte de una sociedad.

Teóricamente Caballo (2007) las define como:

Un conjunto de conductas emitidas por un individuo en un contexto Interpersonal que expresa los sentimientos, actitudes, deseos, opiniones o derechos de ese individuo de un modo adecuado a la situación, respetando esas conductas en los demás, y que generalmente resuelve los problemas inmediatos de la situación mientras minimiza la probabilidad de futuros problemas.

García y Gil (1992) citados en León y Médina (2011) hacen referencia a:

Comportamientos aprendidos que se manifiestan en situaciones de interacción social, orientados a la obtención de distintos objetivos, para lo cual han de adecuarse a las exigencias situacionales.

El aprendizaje de las conductas sociales está en función de los antecedentes (lo que se recibe del ambiente) y las consecuencias (como es reforzada la conducta por el ambiente).

La conducta es regulada por las consecuencias del  medio en el que se desarrolla dicho comportamiento (Skinner, 1938).

Así que para poder adquirir y consolidar estas habilidades se requiere un grupo de interacción que permitan consecuencias sociales gratas ante un comportamiento funcional.

Habilidades sociales e interacción social.

En la vida diaria los alumnos empiezan a usar técnicas y habilidades  que han observado en la clase por parte del moderador o sus mismos compañeros y empiezan a emplearlas cuando están en un ambiente natural como la casa, la escuela, una reunión familiar, pijamada, etc. 

Beneficios: 

  • Generalizan el aprendizaje que se trabajó en su programa personalizado. Si en sus clases individuales adquirió la habilidad de pedir, en el taller se crean escenarios para que el alumno tenga más oportunidades de pedir.
  • Aumenta su seguridad al hacer uso de su repertorio vocal. 
  • Aumenta su autoestima, se sienten parte de un grupo. 
  • Conocen diferentes personalidades, al estar en constante relación con otras personas conocen gustos, costumbres, lugares y tienen la oportunidad de establecer relaciones interpersonales.
  • Un espacio para hablar de temas que todos experimentan como nuevas emociones, relaciones,  amistad, el amor.
  • Adquieren habilidades socialmente aceptables, como el esperar su turno para hablar, mantenerse en silencio mientras otro habla, saludar, despedirse, el uso de oraciones más largas y el aumento de repertorio vocal, etc.

La necesidad de crear un grupo para interactuar.

En el 2018 junto con Elizabeth López decidimos abrir el primer grupo ya que existían  necesidades por parte de varios alumnos (tenían un amplio repertorio vocal pero presentaban dificultad para relacionarse y usar ese repertorio) y fue así que inició esta travesía  de manera presencial llevándola con cuatro alumnos con Síndrome de Down.

Actualmente son dos grupos, ambos de cuatro alumnos, la mayoría de los alumnos tienen entre 10 y 17 años, las actividades se planifican en función de los objetivos como grupo y objetivos individuales, buscando:

  1. Conductas adaptativas 
  2. Que utilicen conducta verbal vocal.

Entonces en un espacio controlado se crean escenarios artificiales a los que los alumnos se pueden enfrentar, por ejemplo:

  • Comprar boletos del cine.
  • Comprar un agua en la tienda

El escenario se ajustar  a detalles que implican cada situación, si va a comprar los boletos del cine entonces enfrentarlo a que se forme, espere su turno, pida, seleccione, maneje el dinero, pague, agradezca. Siendo así que cuando se enfrente a la situación real sepa como llegar al objetivo.

Las clases están basadas en el reforzamiento, extinción, modelado, imitación… Componentes básicos del Análisis Conductual Aplicado.

Habilidades sociales en tiempo de Pandemia.

En tiempo de pandemia los alumnos se adaptaron al trabajo online, lo que significó un reto, establecer una dinámica donde los alumnos tuvieran manejo de la tecnología, como aprender a esperar en línea, esperar su turno para hablar, estar presentes con micrófono y cámara, etc.

Resulto ser bastante funcional:

  • Conocieron más personas de manera remota y desarrollar habilidades que se tenían en presencial y trasladarlas al trabajo en línea.
  • Solucionaron problemas que pudieran surgir en el momento, el ruido, poca batería, el volumen y fallos de internet.

Fue un logro, ahora la dinámica ya está establecida, un día pueden ser reporteros y desde su ciudad reportar el clima, otro día son repartidores de pizza y los objetivos se siguen cumpliendo.

Cómo ser parte de un grupo de HHSS.

Se toma en cuenta la edad, las necesidades de cada uno, y a partir de los resultados de una evaluación, se asigna a un grupo.

La asignación de grupo es sumamente importante ya que según Kelly (2002):

Para definir la habilidad social a desarrollar es importante considerar la etapa evolutiva que transita aquel que ejecuta dichas habilidades sociales, ya que las exigencias del ambiente no tienen la misma significación para un niño, un adolescente o un adulto.

Por ello la evaluación mencionada anteriormente nos arroja  datos específicos de las habilidades básicas a desarrollar, o habilidades más avanzadas para llevarlas a generalización en los espacios donde pueda hacer uso de las operantes verbales.

La experiencia de Lili en las HHSS

De manera personal este tiempo he podido experimentar que todos aprendemos con motivación, con situaciones que nos generan bienestar.

Ver cómo los padres reportan que pide agua con una oración larga o que mientras espera su comida en el restaurante lo hace en calma, me da un parámetro que vamos bien, pero lo que más me da satisfacción es observar que se sienten parte de un lugar. 

¿Y qué sigue?

Seguir con los grupos que actualmente existen y próximamente abrir otro grupo para que más alumnos y profesionales que deseen se  puedan  iniciar en el entrenamiento de las Habilidades Sociales.

Por la adquisición de nuevas y más complejas habilidades sociales que generen bienestar, motivación y autonomía

Lilia Rodríguez

ABAteam

Referencias:

Caballo, V. (2007). Manual de Evaluación y entrenamiento de las hábilidades sociales. Madrid: Siglo XXI de España Editores.

Kelly, J. A. (2002). Entremnamiento de las Habilidades Sociales . Bilbao: Descleé De Brouwer.

León Rubio, J.M. y Medina Anzano, S. (2011). Aproximación conceptual a las habilidades sociales. En F. Gil y J.M. León, Habilidades Sociales. Teoría, investigación e intervención. Madrid: Síntesis, 13-23.

Skinner, B. (1938). The Benhavior of organisms an Experimental Analysis. Nueva York: Appleton-Century-Crofts.