Inclusión educativa: Celebrar la diversidad.

La diversidad es una característica natural en el ser humano y en todo lo que habita el mundo; se manifiesta en cada una de las áreas de vida.

Estar preparados para atenderla requiere un trabajo arduo como sociedad, venciendo viejos esquemas de pensamiento que tienden a homogeneizar, abriendo la puerta a la celebración de las diferencias y al enriquecimiento personal que proporciona reconocer al otro en la propia existencia.

Inclusión educativa

Si la diversidad es algo inherente, las instituciones educativas y en general todos los actores que participamos, estamos a cargo de crear ambientes que propicien una participación activa y provechosa de cada uno de los individuos.

Esta preparación conlleva a la existencia de condiciones favorables para que cada quien pueda acceder a un aprendizaje significativo y que lleve ante todo a igualdad de oportunidades, dando a cada uno lo que necesite para lograrlo.

“La inclusión comienza aceptando las diferencias, celebrando la diversidad y promoviendo el trato inclusivo en cada alumno…eliminando las barreras de participación, propiciando así la búsqueda de estrategias, metodologías y espacios incluyentes, de manera que esto sea una realidad” (González, Gozález y Navarro,2017).

Inclusión educativa vs integración.

Existe una amplia brecha entre integración e inclusión, ya que la primera denota estar dentro de un contexto pero no significa tener acceso a lo que recide en él, se puede estar dentro de la escuela sin tener la oportunadad de participación.

La inclusión va más allá del discurso; exige transmitir e integrar nuevos objetivos, crear nuevos contextos y nuevas formas de hacer fluir el  aprendizaje en comunidad y de manera multidisciplinaria.

Modifiquemos el contexto.

Llegar a una realidad inclusiva requiere hacer un cambio profundo en las instituciones y en el pensamiento de las personas que participamos en ella,  incidir en la promoción de contextos libres que eliminen las barreras de participación y aprendizaje.

De esta manera se permitirá el acceso a todas las actividades con diferentes ritmos de aprendizaje, estilos y motivaciones para el desarrollo.

Es de suma importancia emplear las fuentes de información científica que permitan mantenerse actualizado respecto a la inclusión  y a lo que se requiere para satisfacer las necesidades educativas de todos los alumnos.

 

Apostemos por la inclusión, nos beneficia a todos:

“La inclusión educativa contribuye al desarrollo de sociedades más justas, democráticas y solidarias” (Echeita y Duk, 2008).

 

 

Por un mundo inclusivo

ABAteam

 

Referencias:

Echeita, G., & Duk, C. (2008). Inclusión Educativa. Revista Iberoamericana sobre Calidad, Eficacia y Cambio en Educación, 1-8.

González, D., González, M., & Navarro, Y. (2017). Teorías que promueven la inclusión educativa. Atenas, 90-104.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>